ENTONCES....

Si te interesa conseguir los libros "Sueño de agua", Rapsodia (antología de El Mono Armado) o Jardines (libro de haikus compartido con Mariana Finochietto, escribime mail a poesiadelinterior@hotmail.com

JARDINES

domingo, 21 de agosto de 2011

EN LAS CENIZAS


Imagen: Cueva de las manos - Santa Cruz - Argentina
Pintura paleolítica aprox. hace 9000 años
Fotografía, de internet, por Patricia Badilla.


Revuelve las cenizas.
Donde antes
ardía en partes la noche
en un sitio sin lugar
un espacio
caprichoso donde las voces
pueden verse cayendo tras ventanas
como estrellas fugaces.
Temprano
en el filo horizontal
de los días sin hambre
siente la tibieza del fuego
ya desmenuzado, lo que permanece,
mientras juega
dibujando figuras pequeñas
o letras
con su mano muerta.

lunes, 15 de agosto de 2011

SOMBRA - "Del pájaro y la lágrima" Ediciones NO MUERDEN - 1990


"La tentación de San Antonio" Salvador Dalí - 1946


De mi sombra tengo ya dos siglos
y algunos años de dolor inacabado
Entreabierto el ojo la nostalgia
los relojes derivaban mudos
hasta el minuto fatal de la ceniza.

¡Qué longitud la de mi aliento!
¡Cuánto morir llovió
desde tus pies movidos
hacia el silencio que llevaba
en mi bolsito azul, mi diario!

Me vi en algunos años
hacia atrás de mi cimiento vida
escarnecido y roto
verde y duradero
y aquel dolor me pareció de pronto
como una madrugada
golpeándome la lengua.

domingo, 7 de agosto de 2011

Abuelas



Pintura: Niños de la concha. Bartolomé Murillo. Barroco español. 1670


De mis abuelas, una se lavaba el cabello con agua de lluvia.
La otra escribía poesías casi secretas.
Aunque se conocían, apenas se trataban.
Las dos me amaron y yo a ellas.
Escribo poemas con el rolar de la sangre.
Algún día
comenzaré a lavarme la esperanza
con el agua de la lluvia.

jueves, 4 de agosto de 2011

EX-LIBRIS


Un Ex-libris es una marca de biblioteca. Un símbolo que identifica los libros propiedad de una persona o institución. No tengo ninguna fantasía compatible con que mis libros no se pierdan, pero me regocija imaginar que si los presto y no vuelven lleven una bella marca. Ahora integran un grupo, una familia, una pertenencia. ¿Qué se dirán ellos en estantes mientras juntan polvo o son revisitados una y otra vez? El fresno, presente en mi marca, tiene para mi varios sentidos. Su presencia pobló mi infancia, los pájaros que lo habitan me despiertan cada día, y a su abrigo han ocurrido las más intensas conversaciones. A su sombra renace el amor, cíclica, eternamente.