ENTONCES....

Si te interesa conseguir los libros "Sueño de agua", Rapsodia (antología de El Mono Armado) o Jardines (libro de haikus compartido con Mariana Finochietto, escribime mail a poesiadelinterior@hotmail.com

JARDINES

domingo, 26 de mayo de 2013

PARA TODOS















                     La gallina ciega. Antonio Berni (Argentina- 1905-1981)

Suelo volver cansado de palabras
Harto del día prometido y no cumplido
Y entrar al vientre de mi casa en puras sombras
Con la sonrisa en el último bolsillo.

Mi malhumor se cae sobre la mesa
Y algunas veces hasta se derrama el vino
Y los muros que golpean nuestras bocas
Fortifican el dolor y sus aristas.
  
Aquellos días, casi todos, los padezco
Y no soy más que un hombre entre zapatos
Escaleras, ruidos y televisores

No soy más ni menos que otros hombres
Que cruzan conmigo su cansancio
Su hastío brutal de tanto aturdimiento.

Es que el mundo se ha puesto a rodar
En bajada, sin detenerse en el camino de la plaza
O en el borde de la sombra de los tilos
A cantar su mínima canción de los domingos.

Cuando digo el mundo, quiero decir nosotros
Los que sin florecer caemos a la hojarasca de los días
Rendidos, exhaustos, pronunciando la palabra “sacrificio”.

“Cuando me jubile tendré tiempo de hacer lo que me gusta”
“Este verano estaré más cerca de mis hijos”
“El fin de semana habrá un poco de amor entre las sábanas”
Y siempre juega el día los mismos maleficios.

En un momento sabremos mirarnos
Del revés de las crueldades, de la envidia,
Más acá de los calientes pasos al futuro
Que ya no existe,
con nosotros el futuro no tiene compromiso.

Habrá, me pregunto, que inventar el día nuevamente
Con silencios, sombras, guiños
Pelar una rama de sauce,
Probar su dulzura, armar un barrilete,.
Resbalar sobre los charcos,
Jugar a la pelota embarrando los zapatos nuevos
Amarrarnos fieramente a la ternura de los niños.

Pero también ser hombres y mujeres de oficio
Y carecer de miedo y de vergüenza
Y gritar lo que se debe al que merezca
Y juntarse con los otros en la ronda de los días,
Y mover entre todos el silencio
Instalarlo en medio de nosotros
Enarbolar ese silencio casi como un grito
Para escuchar y ser oídos
Para construir, como dijeron,
Con paciencia de araña la estructura
Que nos contenga a todos,
Quiero decir a todos,
A todos, a todos, a todos...

miércoles, 1 de mayo de 2013

MANOS DE PÁJARO (Del libro "Del pájaro y la lágrima" 1990


Ilustración: Tableau N° 1 - Piet Mondrian

1


Atadas a la brisa que mueve los andamios
dos manos de pájaro equilibran
un cuerpo flaco ajado por el hambre.
Van trepando al día sin cimientos,
pesadas de cal en la mañana,
ausentes,
solas.
Ladrillo sobre ladrillo
sobre ladrillo sobre ladrillo.
Arena entre la arena


2

La tarde vuelve sombra recta
el tenso piolín de la plomada.
Baila horizontal el nivel con su burbuja.
Dos manos de pájaro se gastan,
edifican una altura nueva,
se creen mezcla en la cuchara,
pedregullo en el balde.

3

Cuando lo noche crece de hormigón sobre las calles
y el corazón del hombre
repasa sombras agravios y silencios
un vino oscuro crece por el hueco
de las manos de pájaro,
trepa hasta la boca de los albañiles
demoliendo irremediablemente
ladrillo tras ladrillo
tras ladrillo tras ladrillo.