ENTONCES....

Si te interesa conseguir los libros "Sueño de agua", Rapsodia (antología de El Mono Armado) o Jardines (libro de haikus compartido con Mariana Finochietto, escribime mail a poesiadelinterior@hotmail.com

JARDINES

miércoles, 6 de noviembre de 2013

OCUPACIONES (a la memoria del poeta Fabricio Simeoni)



En el trasmundo del mundo
en el orificio sublevado, el de las húmedas
vertientes moradas
donde fluyen arroyos de pequeña estirpe
te espero, día de mañana,
como siempre que vine
cuando no me hallaba.
Allá voy para ver si me tengo
agazapado de lirios
que ya no octubran aunque
los fertilicen las salpicaduras de la tarde.
Soy una abeja zángano
en las alturas del ardor que desespera
muero y asesino cada segundo de tu ombligo rojo.
No me esperes a cenar
tengo que amasar los continentes.

domingo, 29 de septiembre de 2013

SUEÑO DE AGUA

Editorial "El Mono Armado" - Buenos Aires
Prólogo de Gabriel Gómez Saavedra

PRESENTACIÓN EN LAS PAREJAS:
Casa del Bicentenario  - Calle 14 y 19
domingo 13 de octubre de 2013 - 19 horas
Presentan: Mariela Dalmasso - Pablo Gavazza
Música: María Amalia Maritano
Invitada: Cecilia Ascenzi

PRESENTACIÓN EN ROSARIO:
Plataforma Lavarden - Mendoza y Sarmiento
jueves 7 de noviembre de 2013 - 20,30 horas
Presentan: Mariela Dalmasso - Pablo Gavazza
Música: María Amalia Maritano
Invitada: Marisa Palacios


Para adquirir el libro, solicitarlo por mail a poesiadelinterior@hotmail.com

domingo, 8 de septiembre de 2013

CANCIONES SENCILLAS - Tu carta


 














Esperé por años
tu carta
cada día vi pasar al cartero
-Adiós señor
-Adiós amigo
Años esperé
tu carta
Soles y soles cruzaban
tormentas del alma
y de las otras también
Hace días que llueve
sin pausa
Hoy finalmente
en un sobre que lleva
tu nombre y el mío
llegaste y tu hoja
se hizo barquito en mis manos
Allá se va
se va
tu carta por el canal de mi calle
tu carta
que no he leído.

domingo, 11 de agosto de 2013

LA PALABRA (a Verónica Auza Aramayo)






Esa ventana grita por una primavera.
Lo pardo del mundo, su escozor de frío
se anunció sin palabras
en cada costado
un agrisado feroz cubrió lo verde
acongojó malvones y desarmó durantas
lo helado en el rocío volvió marchita
y turbia cada brizna
Sobrevive la savia en el jazmín, retraído
en su propia dureza, aletargado.
El ceibo es un soliloquio de cáscaras
el estanque una turbia coordenada.
El gato escarba la hojarasca marrón
como si hallara su olvido.
El sonido de la claridad apagó sus tormentas
en el patio, en el barrio, en este lado del alma
Hacia acá del vidrio hay una extraña luz
un puñado de flores sacude
la ventana,
transpira lo que no se muere.
Hay frutos afuera, apenas naciendo:
endulzarán la boca que espera y
aunque cueste pensarlo
la palabra es “esperanza”.

domingo, 26 de mayo de 2013

PARA TODOS















                     La gallina ciega. Antonio Berni (Argentina- 1905-1981)

Suelo volver cansado de palabras
Harto del día prometido y no cumplido
Y entrar al vientre de mi casa en puras sombras
Con la sonrisa en el último bolsillo.

Mi malhumor se cae sobre la mesa
Y algunas veces hasta se derrama el vino
Y los muros que golpean nuestras bocas
Fortifican el dolor y sus aristas.
  
Aquellos días, casi todos, los padezco
Y no soy más que un hombre entre zapatos
Escaleras, ruidos y televisores

No soy más ni menos que otros hombres
Que cruzan conmigo su cansancio
Su hastío brutal de tanto aturdimiento.

Es que el mundo se ha puesto a rodar
En bajada, sin detenerse en el camino de la plaza
O en el borde de la sombra de los tilos
A cantar su mínima canción de los domingos.

Cuando digo el mundo, quiero decir nosotros
Los que sin florecer caemos a la hojarasca de los días
Rendidos, exhaustos, pronunciando la palabra “sacrificio”.

“Cuando me jubile tendré tiempo de hacer lo que me gusta”
“Este verano estaré más cerca de mis hijos”
“El fin de semana habrá un poco de amor entre las sábanas”
Y siempre juega el día los mismos maleficios.

En un momento sabremos mirarnos
Del revés de las crueldades, de la envidia,
Más acá de los calientes pasos al futuro
Que ya no existe,
con nosotros el futuro no tiene compromiso.

Habrá, me pregunto, que inventar el día nuevamente
Con silencios, sombras, guiños
Pelar una rama de sauce,
Probar su dulzura, armar un barrilete,.
Resbalar sobre los charcos,
Jugar a la pelota embarrando los zapatos nuevos
Amarrarnos fieramente a la ternura de los niños.

Pero también ser hombres y mujeres de oficio
Y carecer de miedo y de vergüenza
Y gritar lo que se debe al que merezca
Y juntarse con los otros en la ronda de los días,
Y mover entre todos el silencio
Instalarlo en medio de nosotros
Enarbolar ese silencio casi como un grito
Para escuchar y ser oídos
Para construir, como dijeron,
Con paciencia de araña la estructura
Que nos contenga a todos,
Quiero decir a todos,
A todos, a todos, a todos...

miércoles, 1 de mayo de 2013

MANOS DE PÁJARO (Del libro "Del pájaro y la lágrima" 1990


Ilustración: Tableau N° 1 - Piet Mondrian

1


Atadas a la brisa que mueve los andamios
dos manos de pájaro equilibran
un cuerpo flaco ajado por el hambre.
Van trepando al día sin cimientos,
pesadas de cal en la mañana,
ausentes,
solas.
Ladrillo sobre ladrillo
sobre ladrillo sobre ladrillo.
Arena entre la arena


2

La tarde vuelve sombra recta
el tenso piolín de la plomada.
Baila horizontal el nivel con su burbuja.
Dos manos de pájaro se gastan,
edifican una altura nueva,
se creen mezcla en la cuchara,
pedregullo en el balde.

3

Cuando lo noche crece de hormigón sobre las calles
y el corazón del hombre
repasa sombras agravios y silencios
un vino oscuro crece por el hueco
de las manos de pájaro,
trepa hasta la boca de los albañiles
demoliendo irremediablemente
ladrillo tras ladrillo
tras ladrillo tras ladrillo.

domingo, 14 de abril de 2013

EL ALMA DEL RÍO
























Un cuadro de Javi Hernández, que incluye, escrito en el bote, este poema que yo había perdido. La reverberación que produce la poesía, me devuelve, con los años, esta maravilla que es el trabajo del artista rosarino, habitante de Huesca. El todo y sus detalles. 













En los márgenes del mundo están los árboles
y huellas de mítico pasado
las aguas deslizan su vientre luminoso
y arrastran parte a parte el horizonte lleno
Ahora no se escucha
más que un leve mugir del agua
devorando la pendiente.
Aunque en tiempos de oscuridad y miedo
el río de todos llevaba a un mar ausente
cardúmenes de ideas y flotas de palabras.
Me voy
por ese río que disuelve la tierra
me llevo sus aromas
de hierbas y de madrugadas
y volviendo por él me sigo yendo
porque después de mojarme tengo el sueño
de ser parte de su inmenso cuerpo invertebrado.
El alma del río
es la música
que en ocasiones asimos
como a un minúsculo insecto por el aire. 

domingo, 24 de marzo de 2013

Flores


       A Alba Metaponte
 











Vistas desde arriba
estas pocas flores blancas parecen
bailarinas disolviéndose en la claridad de sus polleras
como iniciando un vuelo que jamás será
Blanco entre el verde, aire
en el aire.
Vista desde atrás
la vida parece un puñado de flores
bailando en sus vestidos blancos
disolviéndose en un aire que han sorbido
blanco
como volando, la vida, un vuelo que tal vez
ya aconteció
mientras éramos blancas flores
bailando en un espacio inconsciente.

lunes, 4 de marzo de 2013

Cómo


  










Giuseppe Arcimboldo (1527-1593)





                             “… la transparencia de lo imposible” (Candelaria Rojas Paz)


Cómo ver
lo  que sucede en las entrepiernas del silencio
Cómo modelar
la arcilla muda que fosforece en el fondo de los charcos,
y comprender el aire sutil
que se agita tras los vidrios negros.
Cómo abrir
o cerrar los libros mudos, la conciencia del agua,
la música quebrada,
el murmullo del pasado.
Cómo
Cómo, en cada despertar condenatorio
colorear con justicia la mañana
diseñar la temperatura frutal del movimiento, y
que vayan calmándose, las horas, ofreciéndose a la noche ciega
como una virgen terrible
última, para siempre ajena.
Y  en esa noche
redonda con su eclipse
Cómo trasegar
la calma del mundo en los múltiples vasos
rajados
que son el alma. 

martes, 29 de enero de 2013

¿De qué color es enero? - de Conversaciones en el umbral del almacén




¿De qué color es enero?
¿Dónde comienza el árbol?
¿En qué oído canta la noche su murmullo de piedra?
Enero es un sueño permanente,
un doblez infinito en el borde del mantel
donde descansan las estrellas como migas de pan
de la cena que no vimos.
Enero camina su propia noche,
sueña auténtica su mínima siesta por los barrios.
Las anchas calles van
atravesadas por la luna llena
y en los umbrales se susurran sueños
penas y amores
¿De qué color serán los sueños en enero?