ENTONCES....

Si te interesa conseguir los libros "Sueño de agua", Rapsodia (antología de El Mono Armado) o Jardines (libro de haikus compartido con Mariana Finochietto, escribime mail a poesiadelinterior@hotmail.com

JARDINES

sábado, 25 de diciembre de 2010

ESPERA


Vinieron
por medio de la calle
mis recuerdos,
multitudes rotas
Yo permanecía
en el niño gesto de esperar
no solo primavera,
sino cada estación del hambre…
Esperar
el año, el calendario, el aire entre tus párpados…
Los recuerdos
destripados, medio muertos
respiraban todavía un poco
frente a mi gesto
de esperarte.

lunes, 20 de diciembre de 2010

DE VIAJES Y ENCUENTROS


El jueves 16 de diciembre, invitado por la poeta Claudia Tejeda, participé leí mis poemas en "El Café de las malas compañías". Noche de encuentro con gente cálida, afectuosa, receptiva, en un ámbito mágico. Suelo decir que una cosa es el arte y otra los negocios, pero para los propietarios del Café, y del Paseo Nicolasa, los negocios y el arte se articulan en algún punto para ofrecer este espacio donde se encuentran vinos, instrumentos musicales, artesanías, libros, y al final del paseo, o como centro del mismo, el Café que recuerda la magnífica canción de Serrat (mis amigos son unos atorrantes...)
En ese espacio, junto a poetas locales, leí y recité mis versos. Allí me sentí feliz, acompañado y escuchado. Estas líneas, que parecen de autopropaganda, tienen un solo fin, el de agradecer a esa linda gente. Claudia Tejeda, coordina ese espacio literario, y Claudia lleva un ángel a cococho, sí, sobre los hombros va montado. Todos lo ven. Ella lo sabe, pero lo lleva como si no pesara, como si no estuviera...

lunes, 13 de diciembre de 2010

ALMACÉN


Allá lejos
acá
adentro
hondo, hondo
lejos, acá, adentro mío hay otro almacén
perfumando a jabones y yerba
aromando mañanas de pan apenas tibio
inundando chocolate y bacalao
azúcar en terrones y vainilla.
Y mi madre
multiplica los colores en estantes
musicaliza la infancia con su voz
sostiene
acá lejos
allá adentro mío
hondo hondo en la superficie de la piel
afuera, en la costrita de mis años
sobre la pátina indeleble
hay otro almacén hubo habrá
nunca para siempre
otro almacén.
Están los abuelos
están todos
estaban, estarán.
Allá
muy lejos en los labios
en la flor del dolor y la dulzura
en la caña de sentir los huesos
en el pellejo de la sangre
hay, hubo, habrá otro almacén
hasta nunca
para siempre.

domingo, 5 de diciembre de 2010

EL POZO


Ahora
que el tiempo sobre el tiempo
escribió con su verdor de humo
tanta página
Ahora
que estás acá con tus banderas
y preguntás
¨¿Cuánto dolía de piel a hueso aquella pena?”
Recién ahora
puedo sentir que el aire
sonaba como la tarde en que cavé con pala
un hueco mudo en la tierra de mi patio
para enterrar, muerto, a mi perro.
Luego de mirarlo largamente fue
echarme en ese pozo mudo
caer en una ausencia sin futuro ni ruido
y encontrarme a la vez
condenado a permanecer en el borde, parado,
baldío de toda sensación,
mirándome allá abajo
Sin tener siquiera la triste compañía
del cadáver de mi pobre perro.

domingo, 28 de noviembre de 2010

LAS BIBLIOTECARIAS


Imagen: Mujer-libro. Salvador Dalí

A las bibliotecarias de la Biblioteca Pizzurno de Cañada de Gómez
15 de diciembre de 2002


Curtidas en el arte de vivir,
pobladas por el sueño de los otros,
verticales y austeras,
entran al día seriamente,
estas mujeres de papel.

Las bibliotecarias,
son la ceja de un sueño de ficciones,
un costadito del viento campesino,
la maestra que soñaron en San Juan
cuando era virgen de nidos la patria aún no nacida.

Conductoras del viaje de la historia,
capitanas de la geografía,
alquimistas del misterio de la ciencia,
lámpara de claridad azul en los atardeceres.
Y tantas otras páginas son,
y más aún serán en futuros todavía.

Y aunque no hay palabras
para su flagrante esencia,
es necesario nombrarlas,
como es preciso nombrar a tantos otros
que las grandes voces callan.
Nombrar su vocación de madres clandestinas,
su paciencia de tías sin cansancio,
su gratitud de libro en la ciudad violenta.

Su moneda es la risa,
y sus palmas el agua..

Esta patria que no sabe, tiene entre su sangre
un ejército plural
de azules bibliotecarias:
cuando despierte será otro el mundo,
y los niños cruzarán un río de conciencia
sin hambre entre sus páginas.

domingo, 21 de noviembre de 2010

LA MARIPOSA


La mariposa rompe el aire con su color de mundos.
Todos
niños alados,
viejos,
señoritas y guerreros
abren las manos enfrente de su luz.
También la he visto
sobre los charcos de mi calle, miles,
blancas, amarillas, mudas,
rojas, enormes,
asumir como propio el mediodía.
El tiempo
enseña
que cierto brillo
puede habitar la pena
y viceversa.
Entonces
prefiero y canto a la crisálida
y a su poder
de transformarse, paciente,
en el centro de la espera.

sábado, 13 de noviembre de 2010

EL TIEMPO Y SU MEDIDA


Cubiertos por urgencias
lavados por el fuego de querer
nos empuja
cierta necesidad de llegar donde no estamos
y medir con nuestra boca muda
las parcelas de nada que llamamos tiempo
y nombramos
a nuestras horas "pena"
al minuto "amor"
y a los segundos "ansias".

Inventamos mecanismos, precisos engranajes,
esferas, cuadrantes, minuteros,
para deshacernos en un tictac redondo.

¿Cuánto tarda en nacer una esperanza?
¿Cuánto dura la espera de nacer?

Este latido, este pedazo de tiempo sin regreso
este contínuo devenir sin sed
será testigo de llegadas y partidas.
¿Nos mira? ¿Nos espera?
Nada, nada, nada...

sábado, 6 de noviembre de 2010

Las agujas (del libro "Del pájaro y la lágrima" 1990. Ediciones No Muerden


Animales extraños las agujas
ajenas a la mano
límpidas y rápidas
brilladas
hacecitos de luz entre los dedos
las agujas
silbidos del viento
las agujas
álgidas
en viejas bolsas trigo enero
en carne nueva sombra roja
constelado vaivén en blanca tela
las agujas
hambre incontenible
destino impar su fiesta y su deseo
animales extraños
las agujas.

viernes, 29 de octubre de 2010

Agua 10 (de Sueño de agua – inédito) (a Elvio Florentin)


Foto: Juan Martín Galán


“Debe ser fresco el pecho de la tierra”
pensaba Pajarito y calmaba
sus manos pequeñas en el chorro del molino.

Hermanos y primos
enhebrados al verano
esperaban el líquido sueño de la siesta.

Baldes y deseos
acarreaban a la cocina ansiosa
lo que en un rato
y por virtud de magia y madre
sería
un guiso milagroso
acariciando el hambre.

Afuera
el arroyo
en mayoría de edad y de torrentes
era tobogán y calle
emocionado remolino, turbulencia
de circulares vértigos
Siempre
una rama nos salva en la corriente
Casi siempre.

sábado, 16 de octubre de 2010

AUSENCIAS DEL AIRE LIBRE


Desde la tímida conciencia del ahora
Temerosos de presuntas libertades
Pagamos el precio nunca convenido
De andar por el día sin tiempo de vivir.

Donde crecen los hijos nunca estamos
A las sábanas de amar llegamos tarde
Y entablamos lejanas discusiones
Con próximos desconocidos de la calle.

Nos mentimos las noticias del minuto
Nos calzamos el traje de olvidar
La tevé nos vende la risa y la pagamos
Comprando lo que quieran que compremos.

¿Habrá un día de ser?
¿Una hora de ser libres sin más ciencia
que aquella del abuelo
regando su huerto victorioso
o aquel momento, entre todos, en que la abuela amasaba
el pan o los fideos?

Seremos lo que podamos
O seremos televidentes.
Compraremos lo que hay que comprar
O lo alquilaremos.

Viviremos nuestra hora equívoca entre desconocidos
O nos diluiremos en la mística porfía
De querer ser algo más que un ser que compra
Y trabaja para ganar dinero, para pagar lo que comprará mañana
Con tarjeta
Financiado
O con el escaso encanto efectivo que nos queda.

lunes, 11 de octubre de 2010

NACE UN PADRE (A Guido y Pablo Gavazza)


Fotografía: LETICIA FRAGUELA

Ir a descargar
Audio en la voz de ALICIA PASTORE

http://www.ivoox.com/nace-padre-raul-feroglio-audios-mp3_rf_397103_1.html


Bandoneón es un ser vivo

cualquiera lo sabe

(canta y además respira).

El niño lo toca ¿lo toca?

con firme suavidad y en consecuencia

suenan pájaros o vibración de madre

o tal vez juegos en calles arboladas

es decir el recuerdo de esos juegos

la memoria de las calles

(otra vez los pájaros).



La sobremesa ríe

esa guitarra de ahí canta una zamba

hay voces que celebran, beben el espacio ausente

a gruesos sorbos, porque mañana quién lo sabe…

Una sonrisa de hombre solicita al niño

el fuelle –Ah… él también conoce…

En silencio accede



Como quien salta se echa al camino el fuerte

con adultos movimientos firmes, amplios

las grandes manos llevan y traen los pliegues.

sopla, incluso canta,

bufidos da su cuerpo, sus alas de cartón

El niño un poco sufre cimbronazos

hasta que

Bandoneón

aleteando escapa y vuelve

a sus manos

que por primera vez se sienten padre.

domingo, 3 de octubre de 2010

TRABUN


Este blog contiene textos, poemas e historias del presente y del pasado. Están mezclados en mi vida y también aquí. En 1997, fui invitado al TRABUN (Encuentro de los pueblos) que se realiza cada año en San Martín de los Andes. Gracias a Roberto Chiappino, cañadense residente allá. Ese año se homenajeaba a Jacinto Piedra, por lo que el escenario llevó su nombre. Como había escrito un texto sobre su vida y su obra, me invitaron a abrir el Festival con su lectura. Acá acompañado por un muy joven Raly Barrionuevo, que ya empezaba a destacarse y mostrar el gran artista que hoy es.

EDITORIAL DE LA REVISTA DEL TRABUN.
Te voy a contar un sueño. Jacinto Piedra nació Ricardo Gómez Oroná el 25 de sept de 1955 en la ciudad de Santiago del Estero. De padre bailarín, en pago de cantores, de ancestrales costumbres de humanidad, del interior del interior de este país salió aquel chango que a los 7 años debutó cantando en el Club Belgrano.
La MAMA NATURALEZA de monte y salitre quedó atrás cuando su familia se trasladó a Morón. El destino, por casualidad o no, encontró a los Carabajal viviendo a 4 cuadras. Habrán enarbolado bagualas, chacareras y gatos. Habrán soñado, Peteco y Jacinto: ALLA DONDE FUI FELIZ, SE QUE PRONTO HE DE VOLVER. Dicen que en 1983, Cuty Carabajal lo presentó en el Festival de la Chacarera. La poesía y el canto cuajaron en disco en 1984 cuando, como solista grabó, o dejó para nosotros, la emoción en EL SILENCIO DEL PONIENTE.
Entre una y otra vuelta de su danza dicen que anduvo por Bolivia tocando rock y alguien opinó después de él que era un "stone", un rolling stone, una piedra que rueda, por eso de andar buscando ¿a los golpes? su interior en el arte que iba dejando como pañuelos sueltos para que bailen otros.
El Chango Farías Gómez, que siempre va adelante unos años, armó en 1985 Músicos Populares Argentinos, junto a Peteco, Verónica Condomí, Mono Izarrualde y Jacinto como voz principal. Mostraron un camino, erizaron los pelos de la nuca. Revisaron la música, despertaron a los dormidos, y para nuestra dicha, grabaron "Nadie más que nadie" en 1986, en vivo, y "Antes de que cante el gallo" en 1987.
Un grupo numeroso, gente inquieta, artistas del camino dividieron sus pasos, entonces Jacinto y Peteco volvieron a Santiago, y junto a Juan Saavedra formaron "Santiagueños". Recorrieron distintos escenarios. De esos caminos quedó grabado un excelente disco "Transmisión Huaucke".
En 1991 se sumó a la campaña política de Zavalía para gomernador de Santiago, y cuando volvía de una actuación, la madrugada del 25 de octubre, perdió la vida en un accidente con su auto, una semana antes de que naciera su hijo Manuel.
Desde ese día no se ha dejado de recordarlo, de cantar sus canciones, de escribir coplas con su nombre. Su voz clara que alerta, aún desde los discos nos recuerda a este hombre que solo vivió 36 años, buscando, desgarrando su interior por respuestas qeu todos pretendemos. Tal vez su vida y su muerte nos estén diciendo que la respuesta no es una y eterna, sino múltiple y cotidiana, unas veces música, otras poesía, A VECES EL AROMA A PAN CASERO, O EL SALUDO DE UN CARRERO QUE PASA. REgistrar esas respuestas como definitivas, en la intensidad de una vida, tal vez justifican a un hombre. Este escenario del "Encuentro" se llamará JACINTO PIEDRA. Y está bien que entre montañas, la piedra de su canto, su mítico recuerdo, regrese cada año como si al comenzar el TRABÚN, nos dijera: TE VOY A CONTAR UN SUEÑO.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Hermano poeta tucumano


Gabriel Gómez Saavedra, gran poeta tucumano, de la ciudad de Concepción, acaba de recibir el Primer Premio en el Concurso Municipal de Literatura en el género poesía en San Miguel de Tucumán. Se celebra este logro que no sorprende a los que admiramos su poesía y los generosos perfiles de su amistad.

lunes, 27 de septiembre de 2010

En el reverso...


En el reverso de tus nalgas
¿Qué dirá el pudor si yo las muerdo?
En el suelo de la nuca
me limito a descansar.
Mi mano vigila.

viernes, 17 de septiembre de 2010

PRESENTACIÓN DEL LIBRO HUELLAS - Coordinado y dirigido por María del Carmen Sillato


PRESENTACIÓN DEL LIBRO ¨HUELLAS¨
Coordinado, prologado y dirigido por María del Carmen Sillato
Testimonios de ex detenidos políticos durante la dictadura militar. De cómo la comunicación, la lectura, la literatura, obraron como salvavidas.
PRESENTADO EN LA BIBLIOTECA POPULAR JOSÉ HERNÁNDEZ DE LAS PAREJAS
el 2 de Mayo de 2008
María del Carmen me honró invitándome a presentarlo


¿Qué clase de nostalgia es esta que cuando la busco en mi libreta no existe esa vida en mi recuerdo?
¿Qué clase de nostalgia es esta que montándome en pasado y galopando hacia atrás, no encuentro surco ni huella?
¿Qué clase de nostalgia es esta que me trajiste poeta?
¿Qué clase de nostalgia es esta que ni nostalgia es?
Milu Villalba


María del Carmen Sillato me ha invitado a presentar su libro. María del Carmen me ha honrado, con una generosidad que siempre me conmueve y nunca me sorprende.

María del Carmen me ha invitado a presentar un libro que se llama Huellas, y tengo para mí, como siempre, infinidad de preguntas entremezcladas con algunas pocas respuestas.

¿Estas, son las huellas de un tiempo que algunos recordamos, otros desconocen y otros más pretenden nunca haber oído mencionar?

Son huellas impresas en un libro. ¿Diferente o parecido a los libros que leí en mi adolescencia, sentado en el umbral del almacén, mientras otros libros eran quemados en hogueras que recordaban los procedimientos de los nazis? ¿Diferente o parecido a los libros que la abuela quemó en el patio de la casa por miedo cuando en el 76 un terror subterráneo comenzaba a socavar las entrañas del pueblo todo, atemorizando silenciosa y eficazmente a todos y cada uno, tuvieran o no militancia política?

Estas son las Huellas de un grupo de mujeres y hombres que cruzaron los abismos, conocieron el infierno, y volvieron para contarlo. ¿No parece este el anuncio de una película de terror? Sin embargo es real, y ocurrió a personas que han decidido traspasar su propio dolor, algodonar la pena un poco, hacer más bella la tristeza, y contar… Contar a otros lo sucedido. ¿No es poca cosa la palabra “sucedido”?
Estas mujeres y hombres ¿No están intentando lo imposible? Se define como “ignominia” aquel sentimiento que no se puede nombrar, para el cual no hay palabras que alcancen para describirlo. Estos hechos, ¿No son una ignominia? Entonces ¿Están intentando nombrar lo que no se puede explicar con palabras? ¿Y cómo podrían hacerlo con un libro? Y sin embargo lo intentan.

Y en esos días, cuando a Juan o María los secuestraban, golpeaban, torturaban, y rebajaban a la última condición humana, ¿dónde estaba yo? ¿En qué clase de la escuela? ¿Preparando alegre el viaje a Bariloche? ¿Enamorándome por primera vez? ¿Qué sentía? ¿La misma pasión, el amor, que sentían aquellos que estaban siendo separados de la persona amada, desaparecidos de su mundo de utopía y sueños? ¿Y el terror diseminado por los militares en el poder, no era el mismo terror que ejercían los grupos paramilitares cercanos al gobierno de Isabel, desde mucho antes de marzo del 76?

¿Y cuando hablamos de tantas personas que fueron sometidas a esto que intentamos y que no se logra nombrar, y que sobrevivieron para contarlo, pensamos también en los 30.000 que no están? ¿Que desaparecieron? ¿Y esa categoría de lo inhumano, desaparecido, que no quiere decir fallecido, porque no hay huesos, esa categoría, entonces, qué quiere decir? ¿Es que 30 años después, llegamos a comprender la magnitud del espanto? ¿Y nuestros hijos, y nuestros vecinos, que han nacido en democracia, y que pueden leer versos de Gelman, o escuchar canciones de Mercedes Sosa, o Silvio Rodríguez, o Víctor Jara, o leer poemas de Miguel Hernández o escuchar a Zitarrosa o a quienes quieran, nuestros hijos, nuestros vecinos, digo, saben que hubo un tiempo de total oscuridad, donde unos pocos decidían lo que podíamos leer o escuchar? ¿Nuestros hijos, nuestros vecinos, saben que si la historia no se conoce se repite inevitablemente?
Entonces tenemos este libro: ¿Desde qué altura nos pararemos a enfrentar el relato del que ha sufrido tanto? ¿Desde qué estructura moral podremos soportar la pena de los otros, narrada por ellos mismos? ¿Y si no es ficción, ni siquiera es crónica histórica hecha por historiadores, sino relatada por las propias almas que esto padecieron, cómo escribieron, desde dónde, hacia qué lugar de la historia?

Tengo ganas ahora de recordarles que esta biblioteca tiene en su historia un símbolo, involuntario, es cierto, pero significativo. Esta biblioteca fue aceptada por Fiscalía de Estado de la provincia, como institución, reconocida quiero decir, el 23 de marzo del 76.

Y cuando yo leía en el 76 la poesía de Juanele Ortiz, en esta biblioteca, y después compartía las horas largas con amigos, buscándole un sentido a la vida, otras personas estaban siendo tomadas por la mano del terror, la mano que decidía la vida o la muerte, la esclavitud, el sufrimiento, suprimiendo sus derechos humanos más elementales, aislándolos de sus familias, de la sociedad, aislándolos entre ellos, encerrándolos en sí mismos y empujándolos a quién sabe que oscuridades del alma que la mayoría de nosotros no hemos transitado nunca.

¿Y sabemos, nosotros, ajenos a esos sufrimientos, que este accionar criminal por parte del estado argentino, encabezado por los militares, fue el instrumento, el medio, para instalar un sistema económico conveniente a los deseos del imperio? ¿Conocemos, como opina James Petras, que la instauración simultánea en toda América Latina de sangrientas dictaduras, que fueron sucedidas luego por gobiernos que mantuvieron una triste relación de entrega y traición, coincidiendo también en toda América, beneficiando siempre a los intereses del imperio, estuvo planeado y articulado desde el norte?

¿En qué vértigo latía el corazón de la madre, que en cautiverio, prisionera de todas las cárceles, añoraba el cuerpito de su hija separada de su alma, de su cuerpo, de su vida? ¿Cuánto medía su desolación? ¿El desamparo, era mensurable? ¿Y el familiar ausente, ausente de sí mismo, ausente del ser amado, clausurado detrás de muros irrompibles, hediondos, innombrables? ¿La madre del prisionero, que no lo reconoció en su desamparo en la primera visita, flaquísimo de cuerpo y alma, pelado, vacío de las emociones que supo conseguir, cuando pasó delante y no lo conoció, a dónde iba, qué se quedó pensando?

¿Y el carcelero? El que robó. Los que robaron, se apropiaron, de niños, y robándolos robaron su identidad, su historia, su pertenencia. Robándolos negaron la existencia del semejante. Negándolos, no los reconocieron. Los borraron, los desaparecieron, los arrojaron a la nada, al vacío, al silencio. O eso al menos pretendieron. ¿Y el que ordenó? ¿El que decidió el secuestro, la abducción de las personas hacia un oscuro pozo de silencio? ¿El que ideó las torturas y la muerte, la asfixia y el derrumbe? No es justo, queridos, no es justo. No pagaron. No cumplieron. Otros escondidos en la luz de una presunta democracia, decidieron que no pagaran. Otros decidieron que los que robaron, asesinaron y ocultaron, fueran perdonados. Y le pusieron punto final a la justicia, y obedecieron debidamente a la mentira y la traición.
¿Se puede construir una patria en base a la injusticia? ¿Se puede edificar una nación sobre la impunidad y la mentira?
¿Saben esto nuestros hijos y nuestros vecinos? ¿Se repite en las escuelas? ¿Se habló lo suficiente en las mesas familiares? ¿Seremos claros, luminosos algún día para no repetir estas crueldades?

Algo habrán hecho. Por algo será. Ya ves, a mí no me llevaron.

Unas frases que se atribuyen a Bertold Brech y que parecen pertenecer al pastor protestante Martin Niemoller dicen:
“Primero se llevaron a los comunistas
pero a mí no me importó
porque yo no era.
En seguida se llevaron a unos obreros
pero a mí no me importó
porque yo tampoco era.
Después detuvieron a los sindicalistas
pero a mí no me importó
porque yo no soy sindicalista.
Luego apresaron a unos curas
pero como yo no soy religioso
tampoco me importó.
Ahora me llevan a mí
pero ya es tarde.”
¿Y estas mujeres, y estos hombres, que han narrado su propio infierno, sienten que están recuperando la memoria de los que no pudieron contar? ¿Los miles que no están, que no volvieron, están? ¿Vive Massera? ¿Sabrá que su frase ¨por tres generaciones no habrá pensamiento político en la Argentina¨ es negada por la resistencia de las Madres, de las Abuelas, de los Hijos? ¿Sabrán los genocidas que aquí y allá hay hombres y mujeres dispuestos a no cesar en su impulso de recordar, de contar, de dar su testimonio, como se ha hecho en este libro?

María del Carmen contó su propia historia, sus Diálogos de amor contra el silencio. Generosamente abrió sobre la mesa su abanico. Desarmó el ramo de rosas de su alma y lo expuso y lo repartió a otras y otros que igualmente han sufrido. Les dio la palabra. Los anuncia. Los presenta. Y esos otros están, resistiendo, contando, narrando su propio dolor para que otros no, para que no vuelva, para que Nunca más.

viernes, 10 de septiembre de 2010

HACER LA CUENTA (A Katia Phous)




“dividido vos…” Katia Phous


Uno dividido vos es tanto
¡Tanto he dividido en vos!
¡Cuánto!
En cada muslo tuyo puse mi interés
multiplicamos los indicios donde bailan
los unánimes deseos cada día cada día
Uno dividido dos es medio
Y yo, es decir Uno
dividido vos es medio
Cálculos infinitesimales de la llaga
resultantes de unas suelas reventadas por los años
entretanto siguen:
el mundo, el universo, Stephen Hawking,
dividiendo en vos como si nada.
Ocasiones hay donde conviene
y otras donde más nos vale
no hacer la cuenta.

jueves, 2 de septiembre de 2010

POEMAS LEÍDOS POR ALICIA PASTORE, publicados en UN CAOS LÚCIDO

Escuchar audio:

Ir a descargar

JUEVES 2 DE SEPTIEMBRE DE 2010

Raul Feroglio - poemas
Poemas leidos en este audio:

* nunca sería

* la voz

* búsqueda

* palabras son trabajo

* el tiempo


PUBLICADO POR UN CAOS LÚCIDO EN 10:18
http://agnesyelnomeolvides.blogspot.com/

martes, 31 de agosto de 2010

NUNCA SERÍA


Yo nunca sería poeta oficial
ni oficial de caballería
ni caballo de bastos
(no bastaría la abierta latitud del cielo
latiendo en madrugadas)
Jamás madrugaría de sol hacia las muertes
ni moriría del amor que azota
No podría, aunque quisiera,
azotarme el hocico en los jazmines
ni hocicar, ni nacer
ni recostarme arriba de lo oculto
Mi corazón callado
ha establecido para siempre
aunque prefiera ocultarlo
que yo nunca
jamás, ni acá, ni en Jama…
sería un poeta oficial
ni oficial de caballería
ni caballo de bastos.

domingo, 22 de agosto de 2010

A Pedro Delgrosso (I.M.)





Pedro Delgrosso
en tiempo de boleros y valses
se fotografiaba con ansias el perfil
(digamos “soñador” o “ romántico”).
Después,
a transformar metales
creando nuevos mundos, se fue silbando.
Conoció la muerte unas dos veces,
discutió con ella.
Creyó.
Se persignaba
para seguir inventando el mundo,
pensado,
original, a su medida…
A veces suelta
una idea, un deseo contenido,
una pintura femenina.
Pedro Delgrosso piensa,
se busca el centro y el origen,
se examina.
Su tarea es infinita, interminable,
no es una meta, es un camino.
En ese afán invierte los capitales de su vida.

sábado, 14 de agosto de 2010

La voz


Foto por Nicolás Argonz

Yo se que duele
tener adentro una voz y necesariamente
Sacarla antes de que el daño sea irreparable
Digo mal,
son muchas voces
incontables
acarreando de acá para allá
recuerdos, éxtasis, pecados y traiciones
caricias y silencios compartidos
“tequieros” y “olvidames”
“¡Cállese niño!” O… “¡Dígame que pasa!”
Son tantas voces retumbando
reverberaciones de lo humano que ha latido
dentro de uno
Entre todas son murmullo,
son tantas voces y parece un corazón
dentro de cada uno
Ay, si no fuera por la voz…
Ay, si tuviera que callar…
Si no hubiera poesía ni canción
Quién sabe…. Los pedazos…

viernes, 6 de agosto de 2010

Fuegos


Aquel hombre que mi verso toca
ungiéndolo no
apenas nombrándolo
crujía como un viejo puente
se astillaba en las fibras de sus huesos
y nacía
permanente y blanco
en el disparo de luz del orden nuevo.

sábado, 31 de julio de 2010

ZAMBA PARA ANTONIO


Antonio Taccari

Llegar a su casa es ganarle al tiempo unas emociones
que empujan la tristeza y la muerte hasta los baldíos del olvido
Llegar a su casa es hallar en el revés del día
los misterios retaceados por la noche
Llegar a su casa es agrupar los corazones
y entregar las manos al juego colectivo del abrazo
La risa y la palabra señorean por un tiempo imposible de medir.
En esas profundas y grandes horas, el vino no falta:
¡Salud, Antonio, amigo del alma!




Hay una casa despierta
Entre todas las que duermen
Hay una música cierta
Donde el silencio se pierde.

Hay un amigo despierto
Entre todos los que duermen
Hay una mano que aprieta
Si la soledad te pierde.

Digo casa, digo amigo, digo tiempo y soledad
Nombro las cosas que quiero porque al nombrar
Voy disolviendo las penas que necesito cantar
Destape Antonio otro tinto, que ya está por aclarar.

Hay un verso emocionado
Una canción y una historia
Pal que llega siempre un plato
Pal que se va, la memoria.


Conversar y amar el tiempo
Humano de la esperanza
Cambiar el mundo y la vida
Cambiar dolor por confianza.

lunes, 26 de julio de 2010

GRATITUD DEL FUEYE


Foto: Leticia Fraguela

Al Maestro Antonio Calafat


En una silla entristecida en noches,
donde los años se entreveran,
la memoria del hombre no es silencio
ni letanía feroz que aprieta el tiempo.

Permanece,
sentado sí, no inmóvil,
un tipo flaco que agita los dedos.,
un viejo titiritero al que el oficio
le vino de la infancia y lo empujó en los días,
lejos de la incierta Buenosaires
del bodegón oscuro y el cabaret brillante,
Más acá de las noches de champán y sueños
el flaco pulsa un bandoneón sin cielo,
para un sonido que es de todos
y no cede espacio ni temor,
y no rinde su aliento.

Supo enhebrar aplausos y emociones
en los pliegues de su fueye compañero
y habrá sido entre compases una guía ,
un hilo conductor,
un tío bueno.

Los músicos que asisten a su empeño
respetuosamente blancos caminan idéntico sendero
y el arroyo de su música convierte
este desierto en nido,
esta sed de merecernos otro encuentro,
su música, sin pretenderlo nos entrega
un estar seguros de que somos buenos

Acorde tras acorde, el tiempo se desinfla,
y el maestro toma impulso, junta las milagrosas manos,
y en el bailar de sus dedos nacen tangos
como inocentes niños, a la intemperie del deseo.

Esta hora de escuchar es un buen tiempo
es hora de que habite en el oído
la prontitud vital del sentimiento,
donde los fueyes vuelen corazones como puentes
y nuestra emoción se encuentre en otro pecho.

martes, 20 de julio de 2010

NOMBRAR A UN AMIGO


Fotografía: Nicolás Argonz

NOMBRAR A UN AMIGO

(a Diego Ciani)


Este hermano me da la silenciosa
coloración del hombre en sus confines
y su familia,
su casa,
su cansancio,
entretejen la milagrosa soguita de los tiempos.

No estoy nombrando personas carneyhueso.
Antes pretendo tomar
ese vapor que surge sobre el mate,
aquel murmullo del patio en la mañana,
nada concreto, ni de peso ni medida.
Tal vez, solamente atrapar
esa nada que fluye entre las cosas,
el silencio entre dos notas,
el aire inmóvil detrás de las puertas,
el sutil movimiento de lo quieto,
el color de las sombras en la noche detenida.

¿Cómo nombrar, si no, lo que quiero,
sin manchar su esencia intangible,
sin mover de su sitio la verdad?

sábado, 3 de julio de 2010

ESCUCHANDO A LUIS BAETTI (compositor, guitarrista, cantor rosarino contemporáneo)

Mirate, Luis,
la sombrita que se te escurre en la vereda.
Es un hilito primero,
una línea grácil
de nostalgia y mediodía.
Mirá, Luis, cómo se derrama tu guitarra.
¿Esa sombra es la guitarra?
Tan fina, tan amable y azul.
Es una sombra pretenciosa,
no se conforma así nomás.
Entra y sale
de la boca del estómago al oído
Relaja y tensa el músculo
en un volar que es tuyo, se adivina.
Diez hermanitos danzando en el trapecio
corren
van y vienen
acompañándose
nos acompañan.
Y la voz de ayer en hoy
y la de mañana de nosotros
que esperamos ansiosos
un mundo con belleza
un país, una calle,
donde se baile un vals antiguo
en la piel de una vecina
y la voz
entibiándonos la mano, el pecho,
sugiriendo, explorando,
la voz hurgando la emoción
tu voz
abriendo la noche
un poquito
como un velo sutil
asomándote
para decir con verdad
que belleza y emoción
están,
hermanas de nuestro injusto desamparo.

(escrito en 2003)

sábado, 26 de junio de 2010

MANOS DE PÁJARO


Del libro ¨Del pájaro y la lágrima¨ editado hace mucho tiempo por el grupo cooperativo NO MUERDEN.

domingo, 20 de junio de 2010

Juan Carassai


Juan Carassai
arma rayo a rayo
dos flores metálicas, delgadas,
las ajusta al viejo cuadro gris,
aceita una cadena.

¿Cuánto es el gomín, don Juan?
¡Mañana vuelvo a pagárselo!

Juan Carassai está
con su bigote hecho tabaco en hebras,
su enorme barriga, su cigarro,
viendo pasar la tarde
que lo aplasta en sombras sin remedio.

Gracias, don Juan
Inflar no cuesta para los pibes del barrio.

Juan Carassai engrasa
los rígidos piñones de la tarde,
un viento helado lo recorre,
él mira pasar y pasa.
Por veinte años lo veo:
brisa sin música ni hollín,
humo de tabaco dulce,
sopor de siesta, pared,
soplo de marzo,
rayo perfecto, piñón, cadena floja,
freno, pedal, cubierta, cámara.
Juan Carassai va armando
la misma bicicleta siempre
y el tiempo la desarma.

sábado, 12 de junio de 2010

Menos importa


Menos importa
beber a cortos sorbos
el tibio mate amargo
que abrigarlo en la palma.
Menos interesa
su sabor a selva antigua
la madera que contiene
sus pájaros y abejas
que entregarlo a otra mano abierta.

miércoles, 9 de junio de 2010

Una escena de 2 segundos



En una película duraría 2 segundos, lo mismo que en la vida real.
La escena muestra el plano acercándose hacia el frente de un comercio cualquiera. Desde el interior, el cuadro negro de la puerta expulsa hacia la vereda a un pequeño grupo de pibes que tendrán entre 9 y 11 años. Esos chicos cargan su inocencia como se lleva un órgano, la oreja, o el ombligo, algo natural, no como una camisa que se estrena. Serán 5 o 6. Algunos llevan camisetas de clubes conocidos (se distingue una de Boca), y el resto descoloridas remeras que las madres les han entregado para que no arruinen la ropa nueva. Todos visten pantalones cortos Van felices, entusiasmados por lo inminente de una experiencia que se vivirá en breve. Llevan una pelota de fútbol recién inflada. Uno más gordito, se evidencia que es el dueño, porque ejerce el derecho de llevarla, la comprime entre las manos abiertas para comprobar la tensión que el bicicletero, haciéndoles un favor, ya que no cobra por ese servicio, le ha insuflado al preciado tesoro. Cuando cruzan el umbral, el que la lleva la hace picar en la vereda, y la emoción llega a su cúspide. Algo se rompe, sube un escalón, cambia de color. En la escena no llega a verse al bicicletero y su sonrisa cuando los mira salir disparados hacia la canchita de a la vuelta.

sábado, 5 de junio de 2010

Golondrina


En el sobaquito tibio
de una golondrina
caben
mis ansias de tus pies desnudos
y la angustia
de tus cosas olvidadas
en la intemperie de los patios
ya desiertos para siempre.

lunes, 31 de mayo de 2010

Homenaje a Rubén Juárez




Ando escaso de letras
no hay cuadernos, palabras ni discursos.
Desde allá
antes
donde los tangos rebotaban
horadando las paredes de mi casa
y crecían en el patio como plantas
y yo niño de asombros renacidos
escuchaba, oía, latía,
sin saber cómos ni porqués
Desde entonces
y sin dudas hasta hoy y mañana
sigo regando aquellas canciones
dejándolas crecer libres en el borde de los patios
No quedan paredes ni tapiales
Solo acordes
recuerdos
nunca adioses

miércoles, 26 de mayo de 2010

Búsqueda


Fotografía: Aurora boreal

Buscaba el corazón del frío
el centro donde los hilos confluyen y se abrazan
la intensidad de los colores y los días.
Pero también,
y ahí está el asunto
la dulzura secreta en la acidez de los limones
cierta suavidad espumosa en el fuego del ají.
Y perseguía en todo tiempo y noche
el silencio de las voces, el vacío en el grito.
Quería hallarse
encontrar el punto de partida de la historia
aunque supiera de antemano
que los contínuos no se desmadejan.
En los viejos buscaba
restos de mandarinas que pelaron hace un siglo
y en los niños
las cortaduras
que el futuro pondrá, si es que puede,
en esas almas de hombres y mujeres sofocados de años,
tristes.
Buscaba donde no había
Mientras
iba hallando
voces, luz, palabras,
hermanas de sus miedos
carne de sus mismas soledades
Y así vivió, quién sabe…

jueves, 20 de mayo de 2010

En la boca y en la piel, asoma el ajo su gloriosa identidad.



Un diente que canta entre los dientes
Un macho señor de las cocinas
Un redondo corazón sin dudas
Una valiente voluntad que renace en las sartenes.

El ajo se festeja solo
Rompiendo sus aromas en aceites
Diciéndonos que todo está ganado.

Un gajo de la luna entre otros gajos
Una costilla de la tierra fecundada
Una diminuta porción del universo
Aromándonos el alma y la batalla

sábado, 15 de mayo de 2010

CANCIÓN DE CUNA PARA UNA NIÑERA





A Betiana Trombotti, hace tiempo.

Tu risa de aerosol
se suelta libre
música de luz pa mis hijos
que libres ríen
que libres ríen

Enseñas a cantar
pájaro libre
música de luz pa mis hijos
que libres cantan
que libres cantan.

Que no se duerma tu voz
ni tus caricias
que no se apague el rubor
de tus mejillas
aunque te vuelvas mujer
que sigas niña
que sigas pájaro,
que sigas risa
que sigas niña...

Aunque te vuelvas mujer
que sigas niña
que sigas pájaro,
que sigas risa
que sigas niña...

martes, 11 de mayo de 2010

LA PALABRA LIMITADA

viernes, 7 de mayo de 2010

SENEGAL (para Mariano B.)


Si esta tarde yo pudiera
iría a Senegal
me iría lejos mío
esta tarde
en Senegal.

Si esta tarde yo pudiera
lloraría en Senegal
lloraría cerca mío
si pudiera
en Senegal.

Si esta tarde yo pudiera
ardería Senegal
ardería dentro mío
en Senegal
en Senegal
en Senegal.

sábado, 24 de abril de 2010

ESCOLASO GUITARRA TANGO TRÍO (Homenaje)



ESCOLASO GUITARRA TANGO TRÍO (Homenaje)
www.escolasotrio.com.ar/

Dieciocho caminos promisorios
proponen viajar, ondulaciones,
arranquecitos del alma, freno y medianoche:
Tangos.

Seis caminos cada hombre,
en digital conciencia de los sueños
pulsan, arman, desesperan,
desarman secuestrando,
la emoción de los oídos,
el fuego de las manos.

Diez trapecistas del camino
suben, bajan, tiemblan,
nada queda inadvertido.
Imposible distracciones y cansancios:
Se te relaja el pecho,
se agranda suavecito la esperanza.

Treinta trapecistas en el tiempo,
tres corazones, sintonía de latidos,
tres cabezas amontonando insomnio,
para nosotros, sedientos,
aspirantes a la emoción y la caricia,
desesperadamente ansiosos de la vida.



Raúl Feroglio – Abril 2004

sábado, 17 de abril de 2010

PALABRAS SON TRABAJO

Palabras son trabajo
Protuberancian el agua de los músculos
la sangre de los vientos
Lagriman el viento de la calle infancia
y espiraladas, lentas, taponan desagües
porque verdad que todo y siempre
palabras son trabajo
Palabras no descansan diccionario, ciencia ni pasado
palabras escarmientan, giran, vuelcan, vuelan,
recalientan brújulas y máquinas
sorpresan a la muerte vieja!
porque palabras cruzan campos donde nacen garzas y cereales
entran por cantar en fábricas, panaderías y guitarras
y vuelven siempre bocapueblo
Porque verdad que todo y siembra
palabras son trabajo

martes, 13 de abril de 2010

SUEÑO (El luthier y la madera) . Homenaje a Delfino Ojeda (El Chileno)



Duermen el luthier y la madera
Sueño o pesadilla cada uno
También las herramientas:
La lija suaviza con suspiros sueño largo
Formones navegan leves grietas
Y el martillo
se ve que, tormentoso,
duerme a golpes de su propia fuerza.

Despierta luthier
no abarca su sueño la memoria.
Oye voces, murmullos, secreteando:
Unas guitarras,
aquella sin cuerdas, esta ya lustrada,
otras, desnudas de tapas o clavijas,
conversan en voz baja, apasionadas.
Luthier asoma, curioso, virutas de emoción.
Ellas, sorprendidas, callan.
Él no sabrá todavía que, cómplices,
traman un concierto a todas voces
que derramarán sobre su sueño
la noche menos pensada.

miércoles, 7 de abril de 2010

LA PALABRA LIMITADA

En el sueño, o duermevela, que refiero, algunas substancias de este mundo eran limitadas. Especialmente la palabra.
Los dioses, o dios, o algo, otorgaban a los hombres una cantidad limitada de palabras. Un número X de palabras para decir en toda la vida de las personas. El número no era fijo. No era equitativo. No era justo.
Algunos estaban, por decirlo así, más dotados de un enorme acervo, y otros, menos favorecidos, apenas contaban con muy pocas palabras para emitir a lo largo de sus vidas. Pero, como en la vida misma, nadie sabía con cuánto contaba, y no era conveniente malgastar, como tampoco acumular riquezas inútiles frente a la hora de la muerte. Como todos ignoraban su condición, cada palabra era valiosa, cada conversación de oro, cada elogio una oda, cada diatriba una puñalada al corazón.
Muchos se preguntaban: ¿Esta conversación será la última? ¿No estaré malgastando mis exiguos recursos? ¿Las palabras de amor que no pronuncie hoy, estarán ausentes cuando lo intente mañana?
Y la poesía tenía, en ese sueño, en ese mundo, un valor, un peso, que la volvían religión para los hombres.

miércoles, 31 de marzo de 2010

LA PALABRA LIMITADA

sábado, 27 de marzo de 2010

VOLVIÓ DIEGO


En 1992, luego de una suspensión de la FIFA, Diego volvió a jugar. Entonces escribí esto. Hoy dedicado a Mariano Alonso.

1992 - VOLVIÓ DIEGO

Parecía el carmín de los ombligos
y la pasión furiosa de las almas
tu mano cantando en la victoria.

Te alzabas grito y salto a cada bronca
que el corazón purgaba.
Golpeabas la pelota sin tocarla
como a una vieja amiga blanca.
Y a la vez
sacudías al mundo tu patada
mordiéndote la boca de la infancia
diciéndoles a todos con tu gesto
que había vuelto la magia.

Hasta los arqueros suspiraban aliviados
de que volvieras al cielo de las redes,
y aquellos jueces de lo ajeno descansaban:
Misión cumplida, niño aleccionado,
nunca más, jamás, ejemplo negro, amenaza
de la juventud, promesa de pasado mañana.

Volviste porque era necesario
porque el arte de tu zurda es alimento
oxígeno del campo para el hombre agobiado.

No te perdonan, Diego de la Villa,
que tu pierna te haga libre,
mucho menos cuando entienden
que el misterio nace de tu cráneo.

martes, 23 de marzo de 2010



Una vez consumada
la frontalización del miedo
una vez sentida
esa lluvia
de indiscriminados fuegos blancos
que acertó a fulminar en pocos meses
el ojo azul de los misterios:
callamos picafloramente
y el miedo
abrevió espacios
sin trincheras.
Fuimos absolutamente expuestos
a la mirada inquisidora del futuro
(si es que queda)

25.7.86

viernes, 19 de marzo de 2010

ALEJANDRA PIZARNIK




ALEJANDRA PIZARNIK - Tributo

Donde aromaban tus ojos
las lilas veían sombras enredadas.
Los que temblamos
sospechamos
la lúgubre canción de humus y angustias
que tus manos lavaban.

Las horas y las hojas blancas
agitándose,
ascendiendo
en las corrientes del éxtasis
tendieron un lecho frío,
donde los años
siguen callando, respetuosamente
en el borde de tus versos.

domingo, 14 de marzo de 2010

COLIBRÍ FRENTE A UNA NIÑA



Un borbotón de plumas,
Un ansia verde suspendida
Mainumbí llamado en horas largas
Un corazón con alas
Frente al asombro niño
Un sueñito detenido que no cae
Para nuestra espera en espejo.
Casi nada
Dos suspiros frente a frente.

viernes, 12 de marzo de 2010

Publicado en "El Regalador"

EL REGALADOR

Micropublicación virtual, semanal y gratuita
Tirada inicial: 760 mails (del resto, se encargan ustedes)

Año 8 - Nº 315 - 12 de marzo de 2010

Idea y selección de textos: Alfredo Di Bernardo

El Regalador se lee en Argentina, España, Francia, México, Costa Rica, Cuba, Austria, Italia, Alemania, Inglaterra, Israel, Estados Unidos, Puerto Rico, Barbados, Colombia, Dinamarca, Canadá, Australia, Perú, Uruguay, Chile, Irlanda, Ecuador, Guatemala, Honduras, Brasil, El Salvador, Bolivia, Hungría, República Dominicana, Venezuela, Túnez, Paraguay y Holanda..
__________________________________


"Tal vez los que conservan cierta pureza podrían planear en el futuro una conspiración, algo así como dar un golpe de inocencia, una tormenta de ternura que nos haga sobrellevar el día, el año, la vida".

Raúl Feroglio
Escritor argentino (n. 1960)

domingo, 28 de febrero de 2010

Canto de Lidia



(Fotografía Lidia Ferro Bermúdez) El Paraná desde La Paz, nov 1993


CANTO DE LIDIA
A Lidia Ferro Bermúdez

ORIGEN

En esta tierra de ríos poderosos
ondulada de sueños
envuelta en la vigilia de los árboles
navegada de zorzales tu sangre
con preocupación de hornero en la memoria
sitiada por históricas, sedientas
y rotas banderas
amaneció tu vida.
Entre músicos que sueñan que son hombres
y niñas que se piensan pájaros
más allá de las cortinas de agua
más adentro de la piel fragante
acude a tu memoria el origen
donde surgiste al vientre del revés del mundo
para ir y venir como los ríos imparables
volando y cantando como las aves del noviembre
en que fui testigo de tu mirada intacta


FUEGO

Como crujiste muchos crujieron
daban en el romance infinito de las noches
su boca a la canción su pecho al metal
su piel al fuego y al amor constantes.
Parecía diáfano el aire enrarecido de niebla
y sonaba a canto el bramido subterráneo de las bestias.
Anterior a mi música fue tu melodía
más lejano que mi sueño sonaba el verbo
y sin embargo Che/ Gelman/ Walsh/ Conti
y los anónimos confusos nombres que llegan aún
Como en un eco, como en una sangre fresca
tal vez absurda y olvidándose
y las madres que giran y giran
fijado su rumbo
hasta el fin de la historia.

VUELO

Dijiste que estabas en viaje
que volabas en éxtasis de miedo
sin saber qué/ cómo/ cuándo/ dónde/
para qué/ por qué/ hasta cuándo/
volabas en año de tempestades
(si pronunciamos su cifra
se nos triza la nuca de recuerdos)
y volabas en zorzales
montada en cardenal a ratos
bajo las alas de tibios pájaros
volabas a girar para siempre
en el redondo y único camino.

VOLVER

Yo, que nací más acá de los ríos y la historia gruesa
en el leve ondular de una madre y unos hijos
vengo a reconocerte, viajera increíble del tiempo
que creíste en el sueño del hombre
que volvés a regar las mismas hierbas que antes pisaste
que volvés a tus días de Lidia
que es un ceibo de las ondulaciones
un jacarandá de los vientos que llevan.
Tal vez la vida consista
en volver a la infancia, esa patria,
donde vivimos para siempre
hasta morir de recuerdos o ausencia.

sábado, 20 de febrero de 2010

El tiempo

Huérfano de espumas y corrientes
el tiempo atraviesa la pampa sin moverse.
No deviene,
no pasa.
No puede verse desde un sitio.

Es como una trenza
que vamos destejiendo,
mientras alguien, algo,
cerca,
sigue armándola, al infinito.

Foto Nicolás Argonz. Las Parejas, febrero 2010

jueves, 28 de enero de 2010

CONVERSACIONES EN EL UMBRAL DEL ALMACÉN


Hace algún tiempo, con la poeta de Carcarañá Milu Villalba, tuvimos un diálogo en el umbral del almacén. Durante varios meses, ese diálogo se prolongó, de modo virtual, mediante versos, o textos en prosa, que iban y venían por mail, chat, sms, etc. Estos son algunos retazos de esas conversaciones.

Ahora voy
Y por ir, soy
un poco menos yo
con un pedacito de vos.
Si, es verdad, soy,
sigo estando yo.
Por afuera estoy
pero adentro soy
un poquito vos.
Ando
Tanto voy y voy
que en el aire
y en los umbrales
Con vos soy
Con vos estoy.

...........................................
Te confieso umbral que sentada en tu falda
Y jugando con tus pies
Sentí muy lejos, al final del silencio
como dos vidas lastimadas se miraban con ojos abiertos
Estrellas nacieron innatas
Embriagaron sus búsquedas
atraídas por cantos que salían del ropero. Danzando.
Limpiaron líneas difusas
Establecieron bordes necesarios
Respetaron.
Vi como su revolución al viento se fundía en la calma de mis venas
Y como mi calma se hacía revolución en su voz
El trueque de lo intangible por posible
De lo tangible por lo imposible
¿No se si ellos se dieron cuenta?
El color de enero es un nuevo color
No tiene definición
Ni tiempo
Ni cabeza

..............................................................
¿De qué color es enero?
¿Dónde comienza el árbol?
¿En qué oído canta la noche su murmullo de piedra?
Enero es un sueño permanente, pienso,
un doblez infinito en el borde del mantel
donde descansan las estrellas como migas de pan
de la cena que no vimos.
Enero camina su propia noche,
sueña auténtica su mínima siesta por los barrios.
Las anchas calles van
atravesadas por la luna llena
y en los umbrales se susurran sueños
penas y amores
¿De qué color serán los sueños en enero?

.................................................

¿Qué clase de nostalgia es esta que cuando la busco en mi libreta no existe esa vida en mi recuerdo?
¿Qué clase de nostalgia es esta que montándome en pasado y galopando hacia atrás, no encuentro surco ni huella?
¿Qué clase de nostalgia es esta que me trajiste poeta?
¿Qué clase de nostalgia es esta que ni nostalgia es?

...................................................

jueves, 21 de enero de 2010

EMILIO SANTI


A Pablo Santi, amigo, hermano, músico, creador, compañero de caminos, le ha nacido su primer hijo. Viviana Rivadeo Monteros, su compañera, madre, amiga, artista ha parido a EMILIO. Maitena, pequeña ojitos de sorpresa, acompaña con su gesto el crecimiento.
Nosotros, los que amamos a esa bella gente, caminamos al ladito, sin distraernos para darles el soplo que todos necesitamos.
21 de enero de 2010.

sábado, 9 de enero de 2010

LA CLASE PRÁCTICA


Fotografía de Mariano Alonso. Amanecer volviendo desde Iruya a Humahuaca

LA CLASE PRÁCTICA

Desordenada crónica de viaje, perjudicada por la emoción. Descripción abortada por la imposible belleza de lugares y momentos.

Por Raúl Feroglio


Voy a intentar lo imposible. Después de todo no será la primera vez, y tampoco la última. Al fin y al cabo trataré de describir lo vivido, y no será más que eso, volver a emocionarme recordando situaciones, personas y hechos que me sacudieron, y como de eso vivo… Sí, de las emociones… Ya dijimos una vez “l`emozione è il carburante dell`anima”… Me corregirán los que conocen la lengua italiana, mas no me negarán la razón los que sepan que vibrar junto a los otros es la única manera de estar vivos.

Bien: ¿De qué se trata la clase práctica? No es una clase que daré, sino la que recibí. Más de 4 décadas de clases teóricas de folklore y cultura popular del norte argentino ya me tenían un poquito ansioso. Y decidimos conocer cómo se vivía en el noroeste argentino, concretamente en la Quebrada de Humahuaca, esa fiesta de todos los sentidos que es el carnaval.

Motivados por los relatos de Patricia, decidimos junto a ciertos hermanos del camino encarar los más de mil kilómetros que ¿nos separan? ¿nos unen? con Salta, Jujuy, Tucumán… El viaje comienza en casa: entre amigos viajar es matear, charlar, compartir las horas y los días, el cansancio, la alegría, la evocación de antiguas aventuras nunca olvidadas, el asombro por la naturaleza, desértica o selvática, la plena soledad de las montañas y el vertiginoso cantar de los ríos.

En Tilcara despertaba el carnaval, a las 5 de la tarde. Llegamos justo. Viejas y jóvenes copleras con sus cajas incitaban al diablo a salir de su mojón, le cantaban, lo regábamos con vino, perfumados de albahaca, blancos y coloridos de talco y mistura. Emocionados por el descubrimiento, vimos al diablero desenterrar el símbolo, que cada año gobierna las vidas de todos y hace que durante esa semana “todos seamos solteros”.

Enumerar situaciones sería inútil y no alcanzaría a sugerir todo lo vivido. Si lo intentara, (no se pierde nada), debiera escribir “en Iruya, a casi 4 mil metros de altura, estuvimos en una “señalada”, donde se marca a los animales, se agradece a la tierra y se celebra con ritos ancestrales, precolombinos, la comunión del hombre con la tierra, y como esta es sagrada, todo lo que de ella viene, también lo es”… Tendría que decir “Bailamos cumbias, entre todos, mezclados, incluídos, cansadísimos, compartiendo vino y alegrías hasta una hora inconfesable…” Podría seguir con “ La memoria de los aborígenes está viva en cada piedra, en cada sombra de cardón, en el viento de la quebrada…” No tendría que dejar de mencionar “Entrando por la quebrada algunos compañeros se ríen de nuestro juego: cada pueblo tiene una canción que lo menciona… Todos… El Cuchi Leguizamón, Manuel Castilla, Jaime Dávalos, y muchos otros escribieron el texto de las clases teóricas…” No me tengo que olvidar de “Atravesar Salta por los Valles Calchaquíes, Cafayate, o Tucumán por Tafí del Valle, bajando desde El Infiernillo hasta cruzar las selvas, bordeando el río Los Sosa es una de las partes que no se pueden explicar en palabras…”

La gente, el intercambio de emociones y abrazos, la memoria de lo vivido sigue siendo una tarea imposible de contar. Ahora olvidate de todo lo que leíste. Todo lo que escribí hasta acá no sirve más que para mí, escribí los párrafos precedentes sólo para nosotros, como un ejercicio de evocación. La única idea que siento verdadera, cabal, y que puedo transmitir a los lectores sin miedo a equivocarme, sintiendo la seguridad de que un día futuro no podrán reclamarme es la siguiente “andá al noroeste, conocé la quebrada y su gente, con la condición de que sea en carnaval”
Vito, Néstor, Luis, Alfonso, Patricia, Mai, Raulito, Lucía y Mariano no me dejan mentir.

Mayo 2006.

lunes, 4 de enero de 2010

LA CASA DEL MUNDO (fotografía Nicolás Argonz)


LA CASA DEL MUNDO(CANCIÓN PARA NICOLÁS)
Música Nicolás Argonz
Letra Raúl Feroglio
I

Mi casa es mundo copioso
donde quiera que la mire
la soledad no se mide
es largo río correntoso,
los que habitamos la ausencia
sabemos lo que nos pide.

Donde nací están cantando
viejas coplas campesinas
y reconstruyendo ruinas
cada minuto es pasado
ahí se lucha recordando
lo que olvidar es rutina.


Y cantando voy
Por esta casa del mundo
Y cantando voy
Por los caminos del aire
Donde el amor es bandera
Y la amistad peregrina
Trashumante compañera
Cantando soy...

II

Los poetas que iluminan
con su lámpara estrellera
vienen de una larga espera
con su paciencia infinita
soplan los versos que canto
en la conciencia primera.

Debió volar abrigado
mi corazón quebradizo
y luchar por lo que quiso
pa llegar donde ha llegado
A la noche larga, el día
la sigue sin su permiso.

Y cantando voy...

III

Amigos, vuelquen el vino
en la copa e´la memoria
pa no olvidarnos la gloria
que al hombre lo hace divino
Entre todos, como arañas
Vayamos tejiendo historia.

Que justifique la vida
mi cantar y mi silencio
que cantando yo me agencio
un lugar en la partida
Los sueños que me trajeron
Son crías de lo que pienso.

Y cantando voy...