ENTONCES....

Si te interesa conseguir los libros "Sueño de agua", Rapsodia (antología de El Mono Armado) o Jardines (libro de haikus compartido con Mariana Finochietto, escribime mail a poesiadelinterior@hotmail.com

JARDINES

sábado, 16 de octubre de 2010

AUSENCIAS DEL AIRE LIBRE


Desde la tímida conciencia del ahora
Temerosos de presuntas libertades
Pagamos el precio nunca convenido
De andar por el día sin tiempo de vivir.

Donde crecen los hijos nunca estamos
A las sábanas de amar llegamos tarde
Y entablamos lejanas discusiones
Con próximos desconocidos de la calle.

Nos mentimos las noticias del minuto
Nos calzamos el traje de olvidar
La tevé nos vende la risa y la pagamos
Comprando lo que quieran que compremos.

¿Habrá un día de ser?
¿Una hora de ser libres sin más ciencia
que aquella del abuelo
regando su huerto victorioso
o aquel momento, entre todos, en que la abuela amasaba
el pan o los fideos?

Seremos lo que podamos
O seremos televidentes.
Compraremos lo que hay que comprar
O lo alquilaremos.

Viviremos nuestra hora equívoca entre desconocidos
O nos diluiremos en la mística porfía
De querer ser algo más que un ser que compra
Y trabaja para ganar dinero, para pagar lo que comprará mañana
Con tarjeta
Financiado
O con el escaso encanto efectivo que nos queda.

4 comentarios:

  1. Este acto escrito hace la diferencia, poeta. Se puede vivir de tal modo -difícil es evitarlo- pero ya sentarse a pensar cómo se vive, es diferenciarse.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho, Raúl! me llega poética y filosóficamente! gracias

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigas por leer y compartir y comentar. Si el poema mueve y conmueve está justificando el gesto de escribirlo. Mónica, Marty, generosas, las abrazo. Raúl

    ResponderEliminar
  4. Raúl, tus palabras tocaron de cerca uno de mis dilemas existenciales, un tema sobre el que reflexiono siempre que me siento atrapada en la vorágine materialista-occidental: absolutamente quiero ser algo más que un ser que compra o que trabaja para comprar... Excelente poema. Patricia Cicconofri

    ResponderEliminar