ENTONCES....

Si te interesa conseguir los libros "Sueño de agua", Rapsodia (antología de El Mono Armado) o Jardines (libro de haikus compartido con Mariana Finochietto, escribime mail a poesiadelinterior@hotmail.com

JARDINES

sábado, 29 de septiembre de 2012

CARDUMEN. A Belén Vecchi














El Pescador. Charles Napier. 1888            
                       
            “…lentos peces blancos…”  B.V.

Hay un cardumen silencioso en el fondo de la estrella.
Peces de fuego innumerables
tienen mis escamas por bandera
y por boca
mis añejas heridas.
Derivan juntos. Una masa sólida, esquiva,
disimulando su fragilidad de especie,
semejan un gran monstruo, hipervital, articulado,
algo de temer para cualquiera.
Y sin embargo
no son más que pequeños peces de la noche
a merced de los bocados
a la espera del anzuelo o red o golpe de mano
que los extraiga del ahogo que supone
para un pez de fuego
ser un cardumen silencioso en el fondo de la estrella. 

3 comentarios:

  1. qué poema, Raúl, y dedicado a Belén, es justicia esta belleza,

    alicia,,,

    ResponderEliminar
  2. ¿El fondo de la estrella es la pura blancura de los peces de la noche? ¿Silencioso el cardumen por la lentitud de esos 'lentos peces blancos? Peces de fuego y tantas otras figuras que te nombro 'epifanías', este asombroso poema que ya leí más dedos de mis dos manos, queriduso y grandioso poeta del interior; honoris causis para el alma de los Vecchitos, claro que sí, dedicado ala Vecchita, desde ese poema 'peces de la noche' :) Papino de poeta te dice muchas gracias, mi compadre, y también gracias enfelizadas por la emoción que me poemaste. Abrazo largo que nos hermana, Fero...

    ResponderEliminar